miércoles, 21 de enero de 2009

MIS DOS VIDAS Y MEDIA


Hay quien tiene una casa, una segunda vivienda, un chalet en la sierra o en la playa, un barco para navegar por aguas cristalinas, gato o perro, incluso hijos a los que querer y que te den la lata y te acompanen en la vejez. Hay cosas, cosas y más cosas. Yo tengo más bien poco, de lo anteriormente citado nada de nada. Pero... tengo 2 vidas y media y eso llena cada uno de mis días y va haciendo mi propia historia.

Mi primera vida empezó en Espana y llena una parte muy importante de mi historia personal. Es el motor de mi existencia, los cimientos que sujetan a mi pequena personita. Es la familia, los amigos, las risas, las tardes de compras con mi hermana, los aperitivos deliciosos. El ruido, los gritos, revivir el caos, el desorden, el lio, il dolce far niente, la charla eterna sobre el todo y el nada. En una palabra YO en estado puro. Por suerte y también por mi empeno personal nunca renuncié a todo esto y no pienso hacerlo jamás, antes vuelvo.

Hace exactamente 16 anos cuando me mudé a este país empezó a darse forma sin que yo casí pudiera controlarlo una segunda vida. Ni opuesta ,ni contraria a la anterior más bien paralela y en muchos casos complementaria. MI MARIDO como centro y protagonista de mi existencia. Partiendo completamente por la mitad toda mi independencia y yo... sin saberlo de antemano!
Muchos enemigos que batir desde el principio, pero para no alargarme dire que con final feliz.
Aquí está mi trabajo que me da muchas satisfaciones personales, mis amigas estupendas que me ayudan y me acompanan, mi bici, la cual me lleva y me trae a todas partes y con la que disfruto como una adolescente. En una palabra ,YO sin aditivos.

Y por último está mi "media vida" que no tiene rango de vida entera porque yo no se lo quiero dar, ya que no me gusta. Ésta es, la de acompanar a mi marido a todos sus viajes y sus compromisos laborales. Ejercer de Sra. de.. y de complemento de un marido con éxito y emprendedor. En una palabra una mujer florero, que sonrie, queda bien y cuando no hay nadie... se queja, se queja y se queja más.
A qué no todos serías capaces de vivir tanto a la vez?


9 comentarios:

MAFALDA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MAFALDA dijo...

Hola guapa!!
Me acabo de leer tu blog entero..y madre mia, vaya vida mas ajetreada que tienes!!..yo estuve varios años en el extranjero y tuve que volverme..echaba de menos "MI TIERRA"..encontre un buen trabajo, una buena pareja..pero no pude!!asi que...con eso de tener dos vidas y media..yo no lo aguante!!

ein Kuß

susana dijo...

Creo que tienes unas vidas muy interesante. Un beso.

teatrera dijo...

Me gustaría que un día nos contaras cómo conociste a tu marido.

cleira dijo...

Mafalda, vaya empacho que debes de tener, no creo tener mejor seguidora que tú.

Susana, muchas veces me gustaría seguir en el aburguesamiento que deje en Espana.

Teatrera,a mi marido lo conocí en una fiesta privada en Madrid.Lo ví y... fue claro desde el primer momento- por lo menos por mi parte-

María dijo...

Quien sabe lo que nos deparará el futuro, pero yo no doy más de sí con mi única vida, cómo para ir a por más, uff!!
Te admiro.

Besotes.

Vi dijo...

Tuve dos relaciones serias y largas que me separaban por temporadas de mi vida familiar y laboral. Cuando estaba allí añoraba a los míos de aquí y estando aquí echaba de menos al que vivía lejos.
Si hoy no me arrepiento, después del fin de semana "tan familiar" que acabamos de pasar, será que tomé la decisión correcta al quedarme donde estoy.

cleira dijo...

Susana, te pido que no me admires tanto, ya que me quejo continuamente y adémas esto es voluntario... o no?

Vi, bienvenida a mi locura de blog, te entiendo perfectamente, pero... en la vida hay que tomar decisiones y yo creo que tome la acertada aunque siempre echo de menos a la familia y las risas con mis hermanos y sobrinos.

pal dijo...

Me alegro de leerte. Mucho.
Lo que escribes es muy bonito...
y muy cierto.
Si una da el paso así, después tiene que arreglarselas inventando vidas donde meter las experiencias.
Un mundo no entiende al otro, a lo más se intuyen.
Un beso guapetona (como dicen en mis tierras).
Sigue escribiendo que te leemos.