lunes, 28 de septiembre de 2009

Mucha y variada información

Este es el país de los carteles y las informaciones varias.Todo, o practicamente todo, tiene que estar regulado y controlado. Es como que sin reglas no supieran funcionar y estuvieran perdidos. Si hay una regla por ahí perdida, no hay cuidado, se aferrarán muchos a ella.
Por ejemplo: contenedores de carton y envases al salir de una droguería. Aquí los puedes dejar al terminar la compra.Te explican muy claramente qué y dónde, no dejan margen a la imaginación ni al libre proceder.

Caja de un supermercado: Cartel que indica a los padres que en las estanterias al lado de la caja no hay chuches. Así los ninos no se encapricharán de ninguno.


Parking: Cartel que marca el lugar para aparcar a padres con ninos y cochecitos y a partir de las 20h sólo para mujeres. Estas plazas están cerca de las salidas de los parkings que están siempre iluminadas para así poder evitar peligros como ataques o violaciones.


Cartel en la puerta de la biblioteca de la uni. No se puede hablar, ni fumar ni comer y tampoco hablar por el móvil. Está claro....no?

7 comentarios:

AleMamá dijo...

Más vale que "zozobre" que fa-falte, dijo el tartamudo.
Saludos, buenos ejemplos has puesto.

Maló dijo...

Desde luego, todo controlado, todo con normas...

Prefiero nuestro país, está bien tener normas pero no en exceso.

Creo que está bien el cartel que indica que en el mostrador no hay chuches, deberían leerlo Juanga y Lore.

Bueno, espero que todos esteis bien por alli, escribiré noticias tan pronto como pueda.

Un besito!

mxg dijo...

Pensé que los aparcamientes para mujeres son mas amplios...mal chiste ;)
Sí, mucho reglamiento, pero despues nos falta un poco de sentido común con las cosas a veces.

susana dijo...

Pues yo, qué quieres que te diga, tengo mentalidad alemana y me encanta ese modo de ser. Un beso.

Marta Salazar dijo...

lo de los carteles en la vida pública... tiene su explicación...

pero lo que encuentro horrible son esos papelitos anónimos que te dejan, por ej. en la residencia de estudiantes...

Cuentan que, cuando un educador italiano (olvidé quién era, pero del s. 19, creo que era cura, de esos fundadores de colegios e inventores de nuevos sistemas de educación) llegó a Alemania, se quedó negativamente admirado de que hubiera -ya en ese entonces, lo que hablaba bien de la alfabetización de los alemanes- tantos letreros dando órdenes de cosas que a él le parecían evidentes...

y ese es el problema: que hay tan poco sentido común en Alemania, que tienen que poner letreros para que la gente se comporte como se debería comportar, normalmente, si tuviera sentido común :)

fue la conclusión del italiano ya en el s. 19,

Un abrazo y gracias por tu post!

Ezne dijo...

hasta cierto punto está bien tener cartelitos que te informan de muchas cosas (un puntazo lo del supermecado) es original.

Lo que tampoco hay que pasarse no?... todo es un equilibrio (o debería serlo!)

Un beso

simplemente yo dijo...

UFF, Que rigidez, no? Bueno a todo se acostumbra uno. Besos