martes, 24 de junio de 2008

MONJA CON BANDERA ESPANOLA



Dias llevaba yo buscando una bandera espanola para colocarla en mi ventana, como hice en el último Mundial celebrado aquí en Alemania. Ahora mismo por donde se mire, se ven banderas de todos los paises de Europa e incluso se pueden comprar en kioscos, supers y grandes almacenes. Pero yo con mi espanolidad he dado en hueso- Espanolas nunca hay. Pero el que busca encuentra y ayer en un kiosco divisé una enorme, pensé -está es para mí- Pero siempre hay alguien que intenta fastidiarte los deseos.En esta ocasión se trataba de una monjita, apocadita y con aspecto de bondad beatifica.




Sí, sí todo muy bien, pero yo la había visto antes, la cojí , la miré, me la llevé para pagarla y de pronto me dice la monjita con su vocecita - sólo nos falta la espanola en el hospital y como se han clasificado... Por todos los santos de su cielo, no hay más banderas espanolas en toda la ciudad!!!! y yo, que hago oposiciones a esa corte celestial, se la dí sin más.



Dios aprieta pero no ahoga, ayer llegó mi marido con dos banderitas espanolas que le había regalado un cliente, a sabiendas de que en su casa se respira aire espanol. Ya las tengo colocadas en la ventana, son pequenas pero llenan mi corazón de no-aficionada, pero orgullosa de no habernos quedado atrás, como casí siempre en Munidiales y Europeos. Espero no tener que quitarlas y aguantar hasta el domingo en ese esperado Alemania - Espana. En mi casa será a muerte.

4 comentarios:

SIL dijo...

Ya tienes una parcelita de cielo! Y has cambiado de look blogger!

Alba dijo...

Bueno... ahora el domingo qué??? jejeje... porque ahora si que si, Esapaña a la final...

La verdad es que tu gesto co la monja es pura generosidad, seguro que se acordó en sus plegarias ;)

Un beso

cleira dijo...

SIL; te gusta en Blanco? Yo creo que se lee mejor. No?

Alba; El domingo en mi casa será a muerte, pienso poner mi esquina espanola hasta arriba de signos y banderas. Seguro que mi marido en su esquina estará huerfano. En esto se anima poco a pesar de que le gusta el futbol.

Ana desde Suecia dijo...

A mi eso de saber que tenemos a una monjita por esos lares animando a la selección, me da muy buena espina. Es una señal del cielo!
bueno, gracias por pasarte y dejar huella! Le he pasado tu lista a mi hermana, que vive en Ulm, y le ha hecho mucha gracia, sobre todo lo de sentarse a comer con desconocidos. A mi también!